Impacto de la sobrecarga del cuidador en personas con demencia

PlayVER VIDEO

Mínimo 2.000 euros
 
 
 
915 de 15.000 eurosQuedan 67 días

Quiero colaborar

50 €
100 €
150 €
FacebookTwitterWhatsappMail

Recompensas

Colabora con 50 €

Carta de agradecimiento y mención en las redes sociales vinculadas al proyecto.

Colabora con 100 €

Carta de agradecimiento y merchandising del proyecto.

Colabora con 150 €

Lo anterior + visita guiada a la residencia, centro de día y centro de psicoestimulación de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFEDAZ).

En 2016 el número de personas con demencia a nivel mundial era de 46,8 millones. Esta cifra se duplicará cada 20 años.

El proyecto
Quién está detrás

¿Cuál es nuestro objetivo?

El objetivo de esta investigación es analizar la sobrecarga que presenta el cuidador informal de una persona con demencia (un término general para un deterioro grave de la capacidad mental que interfiere con la vida cotidiana. La pérdida de memoria es un ejemplo. El Alzheimer es el tipo más común de demencia). A su vez, pretendemos comprobar si esa sobrecarga de los cuidadores informales podría conllevar  conductas de maltrato.

Además, nos planteamos estudiar si algunas variables como la fase de la enfermedad en la que se encuentran y la aparición de trastornos de conducta pueden modular el nivel de sobrecarga en el cuidador y propiciar la aparición de conductas de maltrato.

También se estudiará si esta sobrecarga en los cuidadores puede estar mediatizada por aspectos como trastornos de conducta (agresividad, deambulación) en la persona con demencia, tipo de demencia (demencia frototemporal, Alzheimer…), fase de la enfermedad y/o asistencia a centro de día.

 

¿A quién beneficia este proyecto?

El incremento de la esperanza de vida y envejecimiento de la población, provoca inevitablemente la aparición de aquellas enfermedades donde la edad es un factor de riesgo fundamental, como es el caso de la demencia.

El número de personas con demencia a nivel mundial se estimó en 2016 en unos 46,8 millones. Sin embargo, el aumento de la población anciana y, en especial de las personas mayores de 80 años, en las que el riesgo de presentar esta patología se encuentra acentuado, sumado a la ausencia de un tratamiento efectivo y la dificultad de un diagnóstico precoz, hacen prever que esta cifra se vea duplicada cada 20 años, llegando a afectar a 131,5 millones de personas en el año 2050.

La demencia constituye, por lo tanto, un verdadero problema de salud pública a nivel mundial, con un alto costo económico y social, considerándose una de las epidemias del siglo XXI.

Esta enfermedad conlleva con frecuencia una situación de dependencia física y psíquica completa, e implica la necesidad de supervisión y cuidados continuos a medida que evoluciona. Sin embargo, el desequilibrio existente entre las demandas sanitarias generadas por el creciente aumento de casos demencia y los recursos disponibles insuficientes, han producido que el cuidado y la atención a estas personas mayores dependientes haya recaído en muchas ocasiones en manos de la familia, cuyo impacto es intensamente negativo.

El cuidador principal, por lo tanto, soporta el peso mental, físico y socio-económico en el manejo de la persona enferma a lo largo del proceso evolutivo de la enfermedad, cuya tarea requiere tiempo, energía y esfuerzo, influyendo notablemente en su calidad de vida. Además, asume nuevas responsabilidades, para las que generalmente no ha recibido ninguna formación o bien como consecuencia de la falta de recursos económicos para acceder a los recursos socio-sanitarios necesarios o también por la idea de no fallar a su familiar.

Todo esto, sumado a larga duración del proceso de la enfermedad, situada en torno a los 10 años, contribuye a que se genere en la persona cuidadora una situación de estrés crónico conocido como sobrecarga. La reducción de la sobrecarga en el cuidador es de suma importancia ya que ésta repercutirá de forma negativa sobre los cuidados que recibirá la persona con demencia. En definitiva, este proyecto pretende mejorar la atención a las personas con demencia y a sus cuidadores.

¿Qué precipitarás con tu ayuda?

Una ayuda de 2000€ (objetivo mínimo) nos permitirá conocer el impacto psicológico que tiene el cuidado de una persona con demencia y las variables que propician la aparición de sobrecarga. La cantidad se destinará principalmente a material fungible para llevar a cabo el estudio.

Cada 1000€ de ayuda podremos trabajar durante 3 meses para investigar sobre la elaboración de programas de intervención que resulten eficaces para reducir la sobrecarga de cuidador.

Estimamos que con el objetivo óptimo (15000€) y un plazo de 12 meses aproximadamente podremos desarrollar una intervención eficaz que nos permita mejorar la atención y la calidad de vida de las personas con demencia y sus cuidadores.

 

¿Quieres saber más?

https://drive.google.com/file/d/1Pn5o6uR_eKCrHkOT8VolBVkBSzT6lk0K/view

https://janovas.unizar.es/sideral/CV/maria-jesus-cardoso-moreno

https://www.afedaz.es/

https://www.ceafa.es/es

 

Encuéntranos
C/Pintor Murillo, 15
28100 Alcobendas (Madrid) - España
T.+(00 34) 91 425 09 09
AENOR
Un proyecto de:Logo MinisterioLogo Fecyt
Powered by StockCrowd  Powered by StockCrowd
Cookies
Información que debes conocer
Este sitio web utiliza cookies, para conocer nuestra política de cookies haga click aquí. Si estás de acuerdo con nuestra política de cookies haga click en el botón continuar.