Durmiendo al son de mi ritmo circadiano

PlayVER VIDEO

 
 
 
6.906 de 4.500 euros

6.906 euros conseguidos
¡Gracias a todos!

FacebookTwitterWhatsappMail

Precipita en cifras

12.910personas
107proyectos
1.306.420euros

El déficit crónico de sueño puede ser un precursor de depresión, afecta a la memoria, a la conducta y al rendimiento.

El proyecto
Quién está detrás
Gracias a ti

¿Cuál es nuestro objetivo?

El sueño es un complejo proceso fisiológico de inconsciencia natural en el cual, a pesar de la disminución del tono muscular, se mantiene la actividad cerebral y la percepción sensitiva y en el que están implicados diferentes sistemas de nuestro organismo, desde circuitos neurológicos hasta el sistema cardiovascular.

Los patrones del sueño que experimenta cada persona están regulados por la interacción conjunta de dos procesos: uno homeostático y otro circadiano. El proceso homeostático genera una creciente presión para dormir desde el momento del despertar hasta el siguiente episodio de sueño, disipándose progresivamente desde el momento en que se empieza a dormir. En cambio, el proceso circadiano, independientemente de la carga homeostática, determina la propensión al sueño dependiendo de la hora del día. Pero además de estos dos procesos, el sueño puede verse influido también por otros factores como la intensidad de la luz, de ruido, la edad o el sexo.

Con el paso de los años se establece un patrón personal dentro de cierta tendencia general en cada edad. Los niños parecen mejor sincronizados con la sucesión natural del día y la noche, sin embargo, los adultos, con ayuda de la luz eléctrica, permanecen ocupados o cultivan sus intereses hasta bien entrada la noche.

Pero si alguno de los procesos (homeostático o circadiano) o de los factores (intensidad de luz, ruido…) que regulan el sueño se alteran, aparece la cronodisrupción. Este término hace referencia a un deterioro prolongado de los ritmos fisiológicos, conductuales y bioquímicos del organismo. Diferentes estímulos y condiciones internas y externas son capaces de alterar no sólo la homeostasis sueño/vigilia sino también el patrón de sueño que presenta cada persona, causando privación del sueño. Si esta privación se prolonga en el tiempo puede tener consecuencias a nivel físico y mental, y a la larga, afectar la salud de la persona.

Nuestro objetivo es incrementar el conocimiento de la población adolescente sobre el rol que juegan los ritmos circadianos en la calidad del sueño y su repercusión en la salud. Creemos que mediante la difusión de este programa se contribuirá al conocimiento que tienen los adolescentes del ritmo circadiano, así como a una mejora en el bienestar y en su salud y física y mental. También, concienciará a este grupo de población sobre la importancia de asegurar un correcto sueño y descanso, a la vez que les facilitará las herramientas disponibles para ello con el fin de que puedan hacer uso de ellas y conseguir una mejor calidad de vida.

Contáctanos
C/Pintor Murillo, 15
28100 Alcobendas (Madrid) - España
T.+(00 34) 91 425 09 09
info@precipita.es
AENOR
Un proyecto de:Logo Ministerio
Powered by StockCrowd  Powered by StockCrowd
Cookies
Información que debes conocer
Este sitio web utiliza cookies, para conocer nuestra política de cookies haga click aquí. Si estás de acuerdo con nuestra política de cookies haga click en el botón continuar.