Composición de la leche materna: prematuridad y parámetros maternos

PlayVER VIDEO

Mínimo 3.000 euros
 
 
 
3.985 de 10.000 eurosQuedan 64 días

Quiero colaborar

10 €
150 €
500 €
FacebookTwitterWhatsappMail

Recompensas

Colabora con 10 €

Carta de agradecimiento del equipo del proyecto.

Colabora con 150 €

Lo anterior + Una visita guiada a las instalaciones del centro de investigación y una invitación a las conferencias organizadas en el centro

Colabora con 500 €

Lo anterior + En las publicaciones científicas y ponencias resultantes del proyecto aparecerá tu nombre (o nombre de la empresa) en el apartado de agradecimientos

La prematuridad se asocia a patologías que podrían prevenirse mediante la lactancia materna.

El proyecto
Quién está detrás

¿Cuál es nuestro objetivo?

La prematuridad es un problema global y en aumento en nuestra sociedad. Esto se debe al retraso de la edad de maternidad, a la necesidad de técnicas de reproducción asistida y a hábitos alimentarios inadecuados. Todo ello se asocia también con patologías obstétricas (preeclampsia, obesidad y diabetes gestacional).

Los niños prematuros tienen inmaduros sus sistemas fisiológicos (inmunitario, antioxidantes, etc.), lo que aumenta el riesgo de desarrollar algunas patologías en el periodo inmediato postnatal (retinopatía –enfermedades no inflamatorías de la retina-, enterocolitis –inflamación del intestino delgado y del colón-, sepsis –infección grave de la sangre-) y a largo plazo (enfermedades cardiometabólicas).

Una adecuada alimentación tiene un impacto considerable en su crecimiento y salud. En la primera etapa de la vida, la leche materna es el mejor alimento, aportando tanto nutrientes como compuestos bioactivos. Entre los más importantes se encuentran los antioxidantes, los factores de crecimiento, las hormonas y las citoquinas (proteínas que regulan la función de las células) Estos compuestos contribuyen al desarrollo, maduración del sistema inmunitario y a la protección frente al daño oxidativo.

La composición de la leche depende de factores genéticos y ambientales. Varía con la edad materna, duración de la gestación o el número de embarazos. Además su composición es dinámica y varía con la hora del día o a lo largo del periodo de lactancia. Asimismo, los hábitos de vida de la madre (hábitos nocivos, alimentación, estrés) pueden afectar en gran medida a los componentes de la leche. 

En algunas ocasiones no es posible dar lactancia materna a los neonatos prematuros, por lo que se recurre a leche de banco (usualmente de madres con niños a término) o a leche de fórmula y suplementos.

El objetivo principal de nuestro proyecto es conocer la composición de la leche de prematuros y la influencia que tienen los hábitos de vida de la madre en sus compuestos bioactivos. En segundo lugar, proponemos conocer las diferencias entre leche de niños prematuros y de niños a término.

Nuestro proyecto espera contestar a las siguientes preguntas: ¿Qué compuestos bioactivos son los más abundantes en la leche de prematuros?, ¿Está adaptada la leche de madres de niños prematuros a su desarrollo?, ¿Es adecuado dar leche donada de madres a término a niños prematuros?, ¿Qué recomendaciones de estilos de vida podemos hacer a las madres para mejorar la calidad de su leche?

Los objetivos concretos del estudio son:

1. Evaluar en leche materna los niveles de macronutrientes (proteínas y grasa total), de antioxidantes y biomarcadores de daño oxidativo, así como los de hormonas, citoquinas y factores de crecimiento durante el primer mes postparto.

2. Comparar la composición de la leche de madres cuyo parto ha tenido lugar de forma prematura y a término.

3. Evaluar la relación entre la composición de la leche materna y:

  • Duración del embarazo (edad gestacional).
  • Tamaño corporal del niño.
  • Edad materna.
  • Composición corporal de la madre (porcentaje de grasa, músculo, índice cintura-cadera, índice de masa corporal…).
  • Hábitos de vida de la madre (nutricionales, actividad física, tabaquismo…).
  • Aspectos sociodemográficos de la madre.
  • Nivel de estrés materno

Este estudio permitirá hacer recomendaciones a las madres para que mejoren su calidad de la leche y ajustar lo más posible la alimentación del prematuro para evitar patologías relacionadas con la prematuridad.

Para poder realizar este proyecto, previamente se ha realizado un estudio piloto para poner a punto todos los protocolos y procedimientos descritos con anterioridad. En la actualidad, ya se ha comenzado a reclutar madres tanto de recién nacidos a término como prematuros. Los datos preliminares muestran una disminución de los antioxidantes de la leche cuanto mayor es la edad de la madre. Sin embargo, estos datos deben ser contrastados con la realización de todos los experimentos y el reclutamiento de más madres voluntarias.

¿A quién beneficia este proyecto?

El objetivo es que se beneficien TODOS los recién nacidos, en especial los prematuros y los que han nacido con bajo peso.

La difusión de los resultados de este estudio permitirá hacer recomendaciones para mejorar la calidad de la leche, lo que repercutirá en la salud a corto y a largo plazo, particularmente de los neonatos prematuros que son más vulnerables. A corto plazo puede influir en la reducción de las enfermedades del prematuro en su estancia hospitalaria. A largo plazo, en la reducción del desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, que son unas de las patologías más prevalentes en nuestra sociedad.

Estas recomendaciones están dirigidas a todas las mujeres lactantes, pero especialmente a aquellas con parto prematuro, y se podrán difundir a través de los Servicios de neonatología de Hospitales con Unidades de cuidados intensivos, Centros de salud y directamente a las mujeres a través de campañas y difusión por redes sociales.

Los resultados de este proyecto permitirán transferir a la industria los conocimientos sobre la composición óptima de la leche en prematuros, lo que ayudara a mejorar la composición de las fórmulas y suplementos para estos neonatos.

 

¿Qué precipitarás con tu ayuda?

Si conseguimos el objetivo mínimo de 3.000€, lo destinaremos a la compra de kits comerciales para poder medir los antioxidantes de forma aislada y la capacidad antioxidante total de la leche materna, así como biomarcadores de daño oxidativo:

  1. Kits comerciales (espectofotométricos y fluorimétricos) para medir los antioxidantes y la capacidad antioxidante total de la leche materna: ABTS, ORAC, DPPH, FRAC, actividades SOD y Catalasa, concentración de melatonina, GSH y grupos tiólicos.
  2. Kits comerciales (espectofotométricos) para medir biomarcadores de daño oxidativo a proteínas y lípidos: grupos carbonilo y MDA+HNE.
  3. Reactivo Bradford para medir las proteínas de la leche materna.

Si superamos dicha cantidad, lo destinaríamos a comprar kits para medir hormonas relacionadas con la saciedad y el apetito, así como para medir factores de crecimiento y citoquinas. Asimismo, se comprarán reactivos para medir la cantidad de cortisol en la saliva de las madres y una pipeta multicanal de 8 canales que nos permita medir más muestras al mismo tiempo.

  1. Kits comerciales para medir adipokinas en leche materna: leptina, grelina e insulina.
  2. Kit comercial para medir cortisol en saliva.
  3. Pipeta multicanal de 8 canales (20-200uL)

Por último, y si superamos el objetivo óptimo (10.000€), lo destinaríamos a contratar a jóvenes investigadores que puedan formarse con nosotros y mantener esta importante línea de investigaciónCon 3.000€ se podría contratar a un joven investigador durante 3 meses.

¿Quieres saber más?

Encuéntranos
C/Pintor Murillo, 15
28100 Alcobendas (Madrid) - España
T.+(00 34) 91 425 09 09
AENOR
Un proyecto de:Logo MinisterioLogo Fecyt
Powered by StockCrowd  Powered by StockCrowd
Cookies
Información que debes conocer
Este sitio web utiliza cookies, para conocer nuestra política de cookies haga click aquí. Si estás de acuerdo con nuestra política de cookies haga click en el botón continuar.