Información que debes conocer
Este sitio web utiliza cookies, para conocer nuestra política de cookies haga click aquí. Si estás de acuerdo con nuestra política de cookies haga click en el botón continuar.
Continuar

precipita

Nanopartículas para vacunas contra enfermedades tropicales desatendidas.

Diego Marcelo Guérin Aguilar (Universidad del País Vasco)

No existen vacunas para prevenir enfermedades como el Chagas ni la leishmaniasis, que son generadas por la infección de diferentes protozoarios. En este proyecto se espera producir nanopartículas de proteínas de origen viral (o VLPs) que servirán como base para hacer vacunas contra esas enfermedades.

Mínimo4.000 €
720 €
Conseguidos
10.000 €
Óptimo
Quedan 13 días COLABORA
  • ¿Cuál es nuestro objetivo?

    Poner a punto en nuestro laboratorio una técnica que fue desarrollada en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), en Madrid, y que sirve para producir de manera sintética (o recombinante) un conjunto de proteínas denominadas VLPs (siglas del Inglés para Virus-like particles) La producción de las VLPs se hará empleando el sistema baculovirus-células de insecto. Esta técnica  es más costosa que la usual que utiliza bacterias (o células procariotas), pero permite producir proteínas más complejas y de mucho mayor tamaño. En este proyecto el objetivo es adquirir la capacidad técnica necesaria para obtener partículas idénticas a las que forman la envoltura de un virus de insecto denominado Triatoma virus (TrV). TrV ya ha sido intensamente estudiado por nuestro propio grupo, y se sabe que es inocuo para los humanos. Hace unos años, en colaboración con un laboratorio del CNB-CSIC  establecimos un procedimiento para sintetizar las partículas que componen la cápside viral de TrV. Estas partículas producidas artificialmente no son infectivas ni entrañan ningún riesgo para la salud de los potenciales receptores de las vacunas hechas a partir de ellas.   

  • ¿Por qué este proyecto es singular y único?

    En la actualidad no existe ninguna vacuna para prevenir ni tratar  las enfermedades leishmaniasis (o también leishmaniosis), la tripanosomiasis africana, ni la enfermedad de Chagas. Las vacunas convencionales se hacen empleando una o varias moléculas sintéticas idénticas a las que posee el patógeno, llamadas antígenos. Estas moléculas se mezclan con un agente químico denominado adyuvante,cuya función es potenciar la respuesta inmune que el antígeno produce por sí sólo. Uno de los adyuvantes más utilizados se compone de las sales de aluminio, pero dentro de la Comunidad Europea estas sales no están autorizadas para su uso en humanos. Hace muchos años que se han identificado y propuesto varios antígenos para combatir las tripanosomiasis mencionadas, pero en la actualidad no existe un consenso sobre cuál de ellos es el mejor candidato para hacer las vacunas. Asociado a esta incertidumbre, y a la hora de pensar en una vacuna convencional, también existe la limitación del empleo de adyuvantes. Es por eso que es necesario explorar nuevos caminos tecnológicos  que permitan resolver esos problemas, y para ello la tecnología que emplea las nanopartículas VLP es muy prometedora. Descrito  sencillamente podemos decir que una vacuna en plataforma VLP se compone de una partícula de origen viral a la que se pegan en su superficie varios antígenos -o partes de ellos- del patógeno contra el cual se desea inmunizar (Ver figura).

    El tipo de vacunas en plataforma VLP ha demostrado ser muy efectiva para prevenir enfermedades como la producida por los virus del papiloma humano, el de la hepatitis B,  y el de la gripe. Además, posee como  ventaja la de no requerir del empleo de adyuvantes puesto que las VLPs estimulan al sistema inmune de manera semejante a una infección viral.  

  • Formamos parte de algo más grande

    Este proyecto no es una acción aislada de interés de un solo grupo, sino que se enmarca dentro de un consorcio internacional. Este consorcio reúne varios centros de investigación, e inclusive asociaciones sin fines de lucro formadas por pacientes y allegados a los que padecen las enfermedades. También integran este proyecto algunas empresas biotecnológicas que estarían interesadas en llevar adelante el proyecto de alguna de las vacunas que podamos hacer. Este interés se verá más claramente una vez que hayamos alcanzado un prototipo con probada capacidad inmunológica. El consorcio internacional tiene por siglas RedVLP, y sus objetivos son muy ambiciosos puesto que aspira a producir vacunas contra más de una de las enfermedades mencionadas. Las actividades de la red se pueden consultar visitando su página web: www.redvlp.org

  • ¿A quién beneficia este proyecto?

    Este proyecto en una primera etapa que nos llevará a   obtener vacunas contra varias enfermedades como las mencionadas, Chagas y leishmaniasis. Estas dolencias la padecen varios millones de personas, pero también animales como perros y gatos, en todo el mundo. Pero lo que es más importante, es que si logramos obtener esas vacunas se podrían proteger muchos millones de personas que están en riesgo de contraer esas enfermedades. Si tenemos la suerte de que las vacunas sean terapéuticas (que dependerá de múltiples factores, como el antígeno y la vía de aplicación seleccionada), se podrán tratar los enfermos y mejorar su calidad de vida.

  • ¿Qué precipitarás con tu ayuda?

    Lo recaudado en esta campaña se destinará íntegramente a cubrir los gastos de producción de VLPs. Con la cantidad mínima (4.000€) se podrá obtener materia prima suficiente para producir y caracterizar en nuestro laboratorio un prototipo de vacuna. Con el monto óptimo (10.000€) se podrá obtener VLPs en cantidad necesaria que permitirá hacer al menos tres prototipos diferentes de vacunas. Si llegásemos a superar esa cifra mayor, destinaremos los recursos a avanzar más en el diseño de las tres vacunas. Por ejemplo, se harán pruebas en modelos animales (ratones) para determinar la capacidad inmunogénica que esas vacunas producen.  

    Los fondos recaudados serán utilizados para la compra de material de laboratorio, que comprende principal-mente los reactivos necesarios para producir VLPs, y los de las técnicas empleadas para caracterizarlas. Dentro de esos reactivos se incluyen placas plásticas desechables, los medios nutrientes para cultivar células, líneas celulares, los polipéptidos sintetizados especialmente para hacer las vacunas, gastos por servicios de microscopía electrónica, etc.  

Encuéntranos

  • Tel: (00 34) 91 425 09 09
  • C/ Pintor Velázquez, 5
    T. +(00 34) 91 425 09 09
    F. +(00 34) 91 571 21 72
    28100 Alcobendas (Madrid) - España