Información que debes conocer
Este sitio web utiliza cookies, para conocer nuestra política de cookies haga click aquí. Si estás de acuerdo con nuestra política de cookies haga click en el botón continuar.
Continuar

precipita

Vacunas que eliminan las “células escudo de los tumores”

David Escors Murugarren (Fundación Miguel Servet)

María Gato, María Ibáñez, Grazyna Kochan, Hugo Arasanz, David Escors, Marta Barrado, Miren Zuazo

Juntos acabaremos con el cáncer. Nuestro objetivo es estudiar a las "células escudo" del tumor y diseñar vacunas que las eliminen en las personas con cáncer. Sin las células escudo, los tratamientos anti-cáncer son mucho más eficaces.

Mínimo2.500 €
9.087 €
Conseguidos
25.000 €
Óptimo

9.087 € conseguidos

¡Gracias a todos!

  • El proyecto

    Fecha en Precipita: 16/06/2015 – 14/09/2015

    Centro de Investigación: Navarrabiomed

    Grupo de Investigación: Grupo de investigación en Inmunomodulación

    Investigador principal: David Escors Murugarren

    Objetivo: Nuestro objetivo es estudiar a las "células escudo" del tumor (las células mieloides supresoras), y diseñar vacunas que las eliminen en las personas con cáncer. Estas células aparecen en los pacientes con cáncer y protegen a los tumores frente a los tratamientos anti-cáncer y también aceleran la metástasis.

    Nuestro grupo de investigación ha desarrollado un método único para poder generar estas células sin tener que extraerlas de los pacientes, o de inducir cáncer en animales de experimentación. Podemos generar células escudos para cada tipo de cáncer. Para desarrollar nuestras vacunas contra las células escudo es necesario:

    a. Generar en el laboratorio células escudo de varios tipos de cánceres: melanoma, pulmón, páncreas,  mama y sarcoma de Ewing.

    b. Utilizar las técnicas analíticas más avanzadas que permiten estudiar casi todos los componentes de las células (proteómica y transcriptómica).

    c. Identificar que componentes de las células escudo pueden atacarse con vacunas genéticas que hemos desarrollado en el laboratorio.

    d. Estudiar la eficacia de nuestras nuevas vacunas en modelos de cáncer de melanoma.

  • ¿Qué has precipitado con tu ayuda?

    Gracias a los fondos obtenidos de Precipita (junto con otras entidades que nos han financiado), acabamos de publicar un trabajo de muy alta importancia científica y médica en la prestigiosa revista científica Cell Reports. Simplificando mucho, hemos averiguado el funcionamiento de uno de los "escudos protectores" del tumor. La inmunoterapia tiene como objetivo potenciar la actividad anti-tumoral del sistema inmunitario del cuerpo humano para terminar con el tumor o frenar su progresión.

    Hay muchos tumores resistentes a inmunoterapia debido a mutaciones en diferentes rutas metabólicas de la célula cancerosa. Uno de estos casos son mutaciones en la vía de señalización del interferón. El interferón es una molécula que es producida por los linfocitos del sistema inmunitario o bien es inyectada directamente en el paciente, y tiene como función principal eliminar la célula tumoral. Básicamente, el interferón ordena a la célula tumoral que se “suicide” (apoptosis mediante la activación de una cascada de señalización). En este sentido, hemos descubierto que la expresión de la proteína PDL1 en la célula cancerosa crea una “barrera” que actúa como línea de defensa directa del tumor frente al interferón y evitando que se desarrolle su efecto antitumoral. Esta barrera actúa evitando la eficacia de las terapias convencionales y también de las inmunoterapias. Hemos llegado incluso más allá que otros grupos de investigación. Hemos averiguado cómo la barrera PD-L1 ejerce su función protectora de la célula cancerosa y de las células escudo (células mieloides) que protegen al tumor.

    El estudio ha establecido para el grupo una nueva línea de investigación prioritaria en la que avanzaremos con el objetivo de poder ofrecer la máxima información posible a los oncólogos en su práctica clínica.

    Además, consideramos que ayudará a identificar aquellos cambios en PDL1 (mutaciones) que predigan la eficacia terapéutica en cada paciente particular frente a un posible tratamiento con inmunoterapia.  

    La investigación se ha llevado a cabo durante 2016 y 2017 y en ella han colaborado el Servicio de Oncología Médica del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), el Programa de inmunología e inmunoterapia y el Área de terapia génica del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y el Grupo de Señalización en cáncer de Navarrabiomed. Asimismo también hemos contado  con participación internacional de profesionales de  la Universidad de Manchester y la Universidad de Bruselas. 

  • Y ahora, ¿qué?

    En estos momentos, se han abierto varias líneas de investigación de muy alto interés científico y clínico. Una de ellas es comprobar qué pasa a los linfocitos T (los soldados) en los pacientes con cáncer cuando se encuentran frente a la barrera formada por PD-L1. También estudiaremos qué pasa cuando las células cancerosas se rodean además de las células mieloides supresoras (células escudo) que contienen unos niveles muy altos de PD-L1. Como trabajaremos con células de los pacientes recibiendo terapia, creemos que averiguaremos en qué pacientes las terapias van a funcionar estudiando el comportamiento de la barrera formada por PD-L1.

  • ¿A quién beneficia este proyecto?

    Nuestro trabajo no solo beneficiará a los enfermos de cáncer, sino también a los familiares a los que tanto afecta la enfermedad de sus seres queridos. También esperamos que nuestro trabajo beneficie a los pacientes que reciben terapias anticancerosas convencionales, no solo a los que reciben inmunoterapia.

Encuéntranos

  • Tel: (00 34) 91 425 09 09
  • C/ Pintor Velázquez, 5
    T. +(00 34) 91 425 09 09
    F. +(00 34) 91 571 21 72
    28100 Alcobendas (Madrid) - España